¿QUÉ ES LA DISCREPANCIA FISCAL Y QUÉ CONSECUENCIAS TIENE?

https://www.elcontribuyente.mx/2018/02/que-es-la-discrepancia-fiscal-y-que-consecuencias-tiene/

 

sat, discrepancia fiscal,

Puede derivar en enormes multas y hasta tiempo en prisión.


La discrepancia fiscal es un mal que aqueja a las personas físicas.  Es lo que pasa cuando el fisco comprueba que tus erogaciones (lo que gastas)  en un año calendario son superiores que tus ingresos declarados. Aunque esto suene bien para ti, significa que estás pagando un Impuesto Sobre la Renta menor al que deberías.

Para determinar tus erogaciones se toman en cuenta todos los gastos, compras, depósitos en cuentas bancarias, inversiones financieras o compras en tarjetas de crédito. Además, si estás inscrito en el Registro Federal de Contribuyentes pero no presentas tus declaraciones; o si las presentas, pero tus ingresos son menores que los gastos; o si no estás inscrito, todos estos gastos se tomarán como si fueran la totalidad de tus ingresos.

Esas son las formas clásicas en las que puedes caer en discrepancia fiscal, aunque otros ingresos como donativos, premios y préstamos que superen los 600 mil pesos también deben declararse. Bueno, si quieres.

Ya viste lo que te puede meter en problemas; ahora te sería útil saber lo que la autoridad te hará si te encuentra con las manos en la masa. Cuando se prenda una luz en su cuartel general porque tus ingresos no cuadran con lo que estás pagando de ISR, pueden utilizar toda la información que tengan sobre ti. Esto es expedientes, tus declaraciones y la información que tus enemigos (oficialmente, información de terceros) proporcionen. Después, deben informarte cuál es el monto de esas erogaciones, la información que tienen contra ti, de dónde la sacaron y cuánto es lo que ellos creen que deberías pagar en realidad.

Tú vas a tener veinte días para redactar un informe en el que expliques a detalle de dónde vienen esos recursos “excedentes” y para ofrecer las pruebas necesarias en las que demuestres que efectivamente pagaste los impuestos debidos. Si no lo logras, tendrás que pagar el ISR que debas y una multa.

Pero, en algunos casos en los que el contribuyente no puede explicar el origen de esa diferencia, se le puede acusar de defraudación fiscal, y ahí es cuando la cosa se pone buena. Eso es mucho más grave y puede involucrar de tres meses a nueve años de cárcel. De hecho, si no presentas tu informe por la discrepancia fiscal, puedes llegara hasta esto. Así que mejor preséntalo.

La mejor forma de no caer en discrepancia fiscal es declarar todos tus ingresos. Siempre. Sin duda. Con esto, tendrás la documentación necesaria en caso de que sí te investiguen. Lo más importante es que, aunque tengas que pagar la multa y el ISR, puedas explicar siempre el origen de la discrepancia. Porque si no, te van a caer por defraudación fiscal, y seguramente no eres de los que aguantan cinco años en la cárcel.

Síguenos en nuestra página de facebook.

¿PERDISTE UN JUICIO MERCANTIL? PREPARA TU CARTERA

https://www.elcontribuyente.mx/2018/02/perdiste-un-juicio-mercantil-prepara-tu-cartera/

 

Si tu condena fue total, además de pagar lo que debías, también tendrás que pagar los gastos legales de la otra parte.


Cuando quieres obligar (legalmente) a alguien a que te pague un crédito que te debe, lo llevas a un juicio ejecutivo mercantil. Este tipo de juicios existen para que te paguen inmediatamente un crédito y, si eso no se logra, se llega a una sentencia en la que se deben rematar los bienes del deudor para que se pague el crédito. En vez de llamarle a tu primo que rompe piernas, ésta es una buena opción.

El Código de Comercio es el documento que regula este tipo de juicios. Este dice, entre otras cuantas cosas, que quien sea condenado debe pagar los gastos legales de su contraparte, que en el lenguaje legal se llaman costas. Para recapitular, el condenado debe pagar las costas de quien haya ganado. Así de simple debería ser, pero siempre hay algo que lo complica todo.

En este caso, el factor complicante es una jurisprudencia de 1998 de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. En esa jurisprudencia se determinó que “condenado” sólo aplica para los que lo sean completamente, no de forma parcial. Una condena total sería cuando alguna de las partes no consigue una resolución favorable en ninguno de los puntos de su demanda. En ese caso, por llevar al otro a un juicio sin ninguna razón, le toca pagar. En cambio, una condena parcial es cuando tiene razón en alguno de sus puntos. Cuando la condena es parcial, el juez debe determinar las costas según la mala fe de las partes durante el juicio. Es decir, si en el juicio se nota que sólo quieres echarle a perder la vida al otro, el juez te va a hacer pagar.

Esta distinción entre los dos tipos de condenas y lo que cada una debe pagar provocó que varios contribuyentes se ampararan alegando que, en los casos en los que los intereses del crédito original fueron reducidos durante el juicio, la condena debería ser parcial y no absoluta.

Para arreglar esto de las costas, la SCJN determinó en una nueva jurisprudencia que efectivamente, en casos en los que los intereses del crédito hayan sido reducidos, las condenas deberán ser parciales y no totales. Imaginemos que te llevan a unos de estos juicios porque no has pagado el interés del 5 por ciento de un crédito, entonces te quieren demandar para que lo pagues inmediatamente. Pero, para tu suerte, durante el juicio se determina que debes pagar solo el 4.5 por ciento del interés. Entonces, tu condena no es absoluta porque no estás pagando el total, sólo una fracción.

En términos reducidos, lo que la jurisprudencia dice es que en casos así, quien sea condenado no deberá pagar todas las costas de su contraparte porque la condena fue parcial; en cambio, sólo deberá pagar lo que el juez crea conveniente.

 

En Fénix Detre de Asesoramos en estos casos. Comunícate con nosotros y síguenos en nuestra pagina de facebook

 

 

ESTE ES EL PROCEDIMIENTO QUE SE SIGUE EN LOS JUICIOS LABORALES

https://www.elcontribuyente.mx/2018/03/este-es-el-procedimiento-que-se-sigue-en-los-juicios-laborales/

 

juicio laboral, el contribuyente,

 

Conocerlo puede ayudarle a tu negocio.

Hay mil cosas que pueden causarle problemas a tu empresa. Desde alguna ley de otro país hasta la reacción inconsciente que cierto color de tu producto causa en la gente. Quizá no puedes controlar la mayoría de ellas, así que debes enfocarte en las que sí dependen de ti. En este caso, las demandas y los juicios laborales. Si no eres abogado, por lo menos deberías saber de manera general en qué consisten las partes de estos juicios, para que no te agarren en curva.

Demanda

Lo primero es que tienes un trabajador (no por mucho tiempo más) que te demandó. Sin importar de cuál de tus prácticas inhumanas se trate, por aquí empiezan todos los juicios. La demanda debe presentarse por escrito y luego pasará al pleno o la junta especial que corresponda. La junta encargada tiene que revisar la demanda del trabajador para ver que todo tenga sentido (que las prestaciones o el derecho que se demanda sí sean válidos).

La Ley Federal del Trabajo dice que este proceso de presentar la demanda y que pase a pleno es de un día, pero en realidad tarda cerca de un mes, y eso es una constante cuando se trata de los tiempos.

Etapa de conciliación

Aquí se busca llegar a un acuerdo entre las partes para que no sea necesario el juicio laboral. Esta es la primera etapa en la que se puede acabar el proceso si las dos partes deciden algo que les convenga a ambos. En algunos casos, tal vez sea mejor un mal acuerdo a un largo juicio laboral.

Si se llega a un acuerdo, las partes firman un convenio que la junta revisará para asegurarse de que nadie está haciendo algo ilegal; si es legal, ahí acaba todo. Por el otro lado, si no llegan a nada, se le llama apercibimiento y tendrán que presentarse a la etapa de demandas y excepciones.

Etapa de demandas y excepciones

Esta es la parte donde se da el conflicto y se hieren los sentimientos. El trabajador muestra su demanda con lo que espera obtener, y el patrón señala las excepciones legales que lo apoyan. Como es lo más difícil, esta etapa empieza con una última oportunidad para que las partes intenten un acuerdo, si no se da, empieza el proceso.

  • Primero, se presenta la demanda con las correcciones que la junta le hizo al primer documento.
  • El patrón opondrá sus defensas respecto a todos los puntos de la demanda; ya sea afirmándolos, negándolos o explicándolos. Cuando no conteste algún punto, ese punto se tomará como si hubiera sido admitido.
  • Esta parte del juicio puede llevarse a cabo aunque no se presenten ni el trabajador ni el patrón. Si no va el trabajador, de todas formas debe representarse su demanda. Si no va el patrón, es como si se contestara en afirmativo la demanda, aunque en la siguiente etapa pueda demostrar lo contrario.

Pruebas

Aquí son admisibles todos los medios de prueba que no sean contrarios a la moral ni al derecho, que tengan que ver con lo demandado, que sean ofrecidos con todos lo necesario para su desahogo y que se presenten a tiempo.

La idea de esta etapa es convencer a la junta de que tú tienes razón. En este caso, la carga de prueba; es decir, la responsabilidad de demostrar, es del patrón. Así que es él quien tiene que probar que pagó los salarios a tiempo o que no había relación de trabajo, etc.

El laudo

Es la decisión final. Debe basarse en el concepto de verdad sabida y buena fe guardada; es decir, que se tomaron en cuenta los hechos y sus consecuencias y que se siguió el procedimiento correcto desde el principio. También debe decirse qué artículos y principios legales lo apoyan. Los jueces miembros de la junta votarán en un plazo de 10 días para determinar el laudo.

Síguenos en Facebook

 

¿PUEDO BURLAR AL SAT SI NO TENGO RFC Y ME HACEN DEPÓSITOS EN EFECTIVO?

https://www.elcontribuyente.mx/2018/03/puedo-burlar-al-sat-si-no-tengo-rfc-y-me-hacen-depositos-en-efectivo/

depósitos en efectivo, sat, el contribuyente

Puedes, pero no debes.

En tus sueños más atrevidos eres una especie de Robin Hood fiscal. Le robas a los ricos (el SAT) y le das a los pobres (tú). Pero, ¿qué tan probable es que tu sueño no se convierta en pesadilla?

Primero que nada debes saber que el artículo 55 de la Ley del ISR dice que las instituciones financieras tienen la obligación de proporcionar la información de los depósitos en efectivo que se realicen en las cuentas abiertas a nombre de los contribuyentes cuando el monto mensual por los depósitos en efectivo exceda los 15 mil pesos. Esto significa que, aunque no estés inscrito en el RFC, si el SAT descubre que no has pagado tu ISR, te invitará cordialmente a que lo hagas.

Digamos que estás trabajando en algo de manera informal. Normalmente, para depositar en tu cuenta te pedirían información o los documentos necesarios que demuestren que esta operación existe. Si tuvieras un negocio formal, esto no sería un problema porque contarías con dichos datos. Pero tú, que andas en moto sin casco para sentir el viento en el rostro, no te preocupas por cosas así, entonces no tienes esta información. ¿Es posible que el SAT no se dé cuenta de estos ingresos que tienes y por los que deberías pagar impuestos?

Si quien te está depositando hace pagos menores a 15 mil pesos, es probable que el SAT no se percate de ello. Así que si te mantienes por debajo del límite, podrías estar seguro, aunque en una de esas podrían decidir que de todas formas te van a investigar.

Algunas personas tienen cuentas en diferentes instituciones para evitar la fiscalización. La ley dice que los bancos deberán avisar si el contribuyente sobrepasa el límite de 15 mil pesos en diferentes cuentas de la misma institución. Si el dinero cae en varias cuentas separadas, tal vez nadie se entere.

Por último, si usas tu tarjeta de crédito para comprar todo lo que encuentras a tu paso es más fácil que caigas en las garras del SAT. Los bancos también deben informarle a la autoridad fiscal de los pagos que se hagan a estas tarjetas. Esto quiere decir que el SAT puede considerar estos pagos como lo que son: ingresos que no declaras. Toma tus precauciones.

Síguenos en facebook

 

AHORA TENDRÁS QUE EMITIR FACTURA CUANDO VENDAS INMUEBLES

https://www.elcontribuyente.mx/2018/03/ahora-tendras-que-emitir-factura-cuando-vendas-inmuebles/

Antes sólo era necesario ceder las escrituras.

Además de la dolorosa implementación de la factura 3.3, según el diario Reforma, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) exigirá que cuando se realice una venta de inmueble, los notarios retengan el 20 por ciento de la venta por concepto de ISR, y si es un local comercial, el 16 por ciento por IVA, para declararlos a la autoridad fiscal. Además, el notario deberá emitir una factura a nombre de quien se quede el inmueble como un complemento de pago fiscal. Todas las operaciones inmobiliarias que involucren propiedades que se pusieron en venta desde el 2014 (cuando empezó a usarse el CFDI) tendrán que hacerse bajo este nuevo esquema.

Según esto, el objetivo es que las discrepancias fiscales se detecten de manera más sencilla, así como prevenir delitos relacionados con el lavado de dinero y cosas así. Eso suena bien, pero, ¿sabes qué no suena tan bien? Que en el pasado, el SAT le ha cobrado de más a algunos contribuyentes cuando se hace una enajenación de inmuebles.

Después de que se lleva a cabo una venta, el SAT detecta que el contribuyente tiene más depósitos que ingresos declarados y los califica como ingresos omitidos. Los ingresos omitidos implican multas y recargos para el contribuyente.

La ley dice que en este tipo de ventas, a la ganancia acumulada se le debe aplicar la tasa para calcular el ISR. En este caso, la ganancia acumulada es lo de la venta menos el costo de adquisición del inmueble y el costo de construcción. Ese número se divide entre los años de antigüedad de la propiedad (máximo 20 años); lo que dé es la ganancia acumulada.

Entonces, imaginemos que en una venta de 10 millones de pesos, el notario retiene 1 millón de pesos de los ingresos y deposita los 9 millones restantes en el banco. Digamos que la ganancia acumulada es de 300 mil pesos. Cuando el notario hace la declaración de la ganancia acumulada, el SAT se da cuenta de que entre lo depositado en el banco (9 millones) y la ganancia (300 mil) hay una diferencia bastante considerable.

Por esta diferencia, aunque el contribuyente lo haya hecho todo bien, se le puede hacer una auditoría. Pero el problema no termina ahí.

Este tipo de irregularidades pasan seguido, y todo empieza con el SAT cuando cobra un impuesto mal calculado. Para quejarte de esto, irías al Tribunal Fiscal de Justicia Administrativa y ellos, idealmente, te darían la razón. El problema es que le están dando la razón al SAT, por lo que los contribuyentes no pueden defenderse de esta mala práctica.

Que no te pase. Acércate a Fénix Detre para Asesorarte

Síguenos en facebook.

¿Qué son las “Reuniones Kick Off” y para qué sirven?

 

https://www.crecemujer.cl/capacitacion/quiero-mejorar-mi-negocio/que-son-las-reuniones-kick-y-para-que-sirven

 

 

La palabra “kick off” alude a un concepto del fútbol americano conocido como la patada inicial, es decir cuando comienzo el partido con el primer lanzamiento. Justamente por ese concepto de lanzamiento e inicio que es muy utilizada entre los emprendedores pudiendo aplicarse el concepto a aquella primera reunión entre la  dueña del negocio y su cliente. 

Por ejemplo si tu negocio es preparación de mermeladas caseras tu reunión clave o para este caso Kick Off sería con el dueño de una panadería o de una tienda en que entregarás en comodato tu producto, es decir, para que lo venda en su negocio.

En este puntapié inicial con un gran cliente se discuten los requerimientos involucrados en un nuevo proyecto.

Estas son necesarias para involucrar a todo tu negocio de las acciones y lineamientos de tu negocio, lo cual le dará transversalidad.

También se ocupa el término en caso de que tu quieras mostrar una mejora de tus productos a un grupo masivo, como tus trabajadores o nuevos clientes. Un modelo que puede aplicarse a este caso eran las tradicionales reuniones de la marca Tupperware, en que las consejeras exhibían a otras un producto importante que era clave comercializar. En estos encuentros la clave era antener informados a los colaboradores de tu emprendimiento acerca de ese producto, pero también aplica si hay nuevas tareas, nuevos lineamientos estratégicos o nuevos proyectos es un desafío importante.

Los Kick Off son una instancia ideal para reunir a todos y presentar de manera global los objetivos y planes a cumplir o, en el segundo caso, dar inicio al nuevo trabajo que se debe realizar.
Ya sea para alinear estrategias o comenzar un emprendimiento, se trata de una práctica innovadora en la gestión de proyectos, que ya hace tiempo se implementó en Estados Unidos y que cada día gana más adeptos debido a su efectividad.

¿Tienes colaboradores o clientes  para comentarles sobre productos o cambios de tu negocio? ¿Te gustaría aplicar este modelo de reunión para tu emprendimiento? En Fénix Detre te damos la Introducción al mercado de productos o servicios.. Contáctanos. Síguenos  en Facebook. 

 

 

fenixdtre.com

Big or small, we’ve got a solution when you need it. Our advanced service and support tools provide step-by-stepinstructions without being put on hold or waiting in line.