EN MÉXICO ES POSIBLE…

10 datos curiosos del emprendimiento en México que debes saber

¿Sabías que el 14% de las empresas nuevas obtiene ingresos fuera del mercado nacional y que más de la mitad de los emprendedores son solteros?

Junio 26, 2018 2 min de lecturaLas opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Deberíamos de aplaudirnos y, por un momento, reconocer que en México estamos haciendo las cosas bien. La realidad es que cada vez hay más y más emprendedores buscando generar un impacto en el país. Ojalá hubiera muchos más pero por lo pronto creo que vamos por el camino correcto.

Hoy vemos cómo las nuevas generaciones empiezan a tener más el chip del emprendedor que el chip de trabajar para alguna empresa y esto hay que incentivarlo con todo.

A todo esto, me dio curiosidad sobre qué tantos datos hay sobre el emprendimiento en México. La realidad es que no hay mucho pero aquí algunos datos curiosos que encontré sobre emprendedores en el país.

  1. El 33% de los emprendedores en México tienen entre 25 y 34 años.
  2. 1 de cada 3 mexicanos que quieren emprender, no lo hacen por miedo al fracaso.
  3. 3 de cada 10 emprendedores, arrancaron su negocio por necesidad. El resto por buscar un mejor estilo de vida y un crecimiento.
  4. El 66% vende menos de $500,000.00 pesos al año y el 80% vende menos de $1 millón al año.
  5. 89 % arrancaron con dinero propio o de familia vs el 3% que recibieron inversión formal.
  6. El 54% de los que hoy arrancan un negocio son solteros.
  7. 66% de los emprendedores son hombres vs el 34% mujeres.
  8. 75% de las empresas cierran antes de terminar el segundo año.
  9. 14% de las empresas nuevas obtiene ingresos fuera del mercado nacional.
  10. 52% de los negocios son operados desde casa / sin oficina.

Creo que todo esto nos da una buena idea del panorama emprendedor que existe hoy en México. Sin embargo todavía hay mucho por hacer. Estoy convencido que nuestra responsabilidad como emprendedores es informarnos y educarnos constantemente para subir las estadísticas y cada día ser una comunicad más fuerte y con mayor impacto.

Como siempre, gracias por leerme y espero sus comentarios para poder platicar.
 


UN DATO PARA TOMAR EN CUENTA

Qué es el Personal Branding o Marca Personal

Una de las preguntas que comúnmente me hacen es sobre qué es el Personal Branding o qué es la Marca Personal, este es uno de los temas que más me apasionan y que sin duda todo profesionista o profesional debería de aprender a manejar, ya que es una excelente y poderosa herramienta para proyectar nuestra imagen ante los ojos de los demás, lo cual nos puede traer beneficios tangibles.

¿Qué es y de dónde viene el concepto de Personal Branding?

El Personal Branding o Marca Personal, consiste básicamente en hacer de nosotros de forma individual nuestra propia marca, la cual vendemos o mercadeamos ante los demás destacando el valor del YO, generando un nivel de percepción hacia un mercado o audiencia objetivo, el cual puede ser nuestro grupo de amigos, nuestros compañeros de trabajo, una persona que nos atrae, la comunidad, el mercado laboral, posibles clientes, etc.  Puede tener impacto tanto a nivel de nuestra persona, nombre o carrera profesional.

El concepto de Personal Branding se expandió en el mundo después de un artículo de Tom Peters, “The Brand called You” publicado en 1997 en la revista Fast Company.

¿De qué se trata?

Te voy a pedir que pienses en las siguientes marcas:

  • Coca-Cola
  • Nike
  • Apple
  • Walmart
  • Toyota

¿Qué te dice cada una de ellas?, ¿qué percibes? Piénsalo por un minuto…

A mí me dicen:

  • Coca-Cola: deliciosa y refrescante
  • Nike: me gusta hacer deporte
  • Apple: innovación y gran producto
  • Walmart: precios bajos
  • Toyota: calidad

Ahora te voy a pedir que cierres los ojos por un minuto y pienses en ti, ¿qué es lo que ves?, ¿qué te dice tu imagen, lo que proyectas, lo que eres?, además y muy importante, ¿qué crees que perciban los demás de ti?, ¿es eso lo que quieres que piensen o digan de ti? Ahora te toca responderte estas preguntas y ver si esa imagen que has observado te lleva al sitio al que quieres llegar. Percepción es realidad, piénsalo.

Los Beneficios del Personal Branding.

El ponerle atención al crear y desarrollar tu marca personal, con seguridad traerá beneficios tangibles, que ayudarán a acelerar el crecimiento de tus planes, aquí te menciono algunos de ellos:

  • Hacerte visible. Vas a provocar que las personas, las empresas te vean, vas a aparecer ante tu audiencia objetivo con la imagen que tu proyectes.
  • Atraer las miradas y oportunidades. Una vez que seas visible, podrás ser alguien atractivo para los demás y seguro buenas posibilidades llegan para ti.
  • Verte como un líder de opinión. Dependiendo de lo bien que hagas uso de tu marca personal y de lo que compartas vas a lograr que la gente opine que tú eres alguien con una opinión que vale la pena leer o escuchar.
  • Aumentar las posibilidades de ser exitoso. El haber generado una buena percepción de tu persona con los demás va a provocar sin duda que tu camino para llegar al lugar que quieres sea menos complicado.
  • Generar credibilidad. La generación de una buena percepción hará que las personas confíen en ti y van a querer estar y trabajar contigo.

Elementos básicos de tu Personal Branding.

Constantemente estás generando Personal Branding, creando tu marca personal, con todas tus acciones, actitudes, expresiones, tu creatividad, tu trabajo, tu forma de vestir, hasta por tu caminar. Al final se trata de crear tu pequeño comercial viviente de ti mismo y más vale que el comercial sea bueno, ¿no?

Aquí algunos elementos básicos son en la actualidad para generar Personal Branding:

  • Tu biografía o tu historia.
  • Tu voz.
  • Tu lenguaje, lo que dices y cómo lo dices.
  • Tu imagen (tanto física, como virtual)
  • Tu presencia en línea (página web, blog, redes sociales)

Éstos y otros elementos los estaremos desarrollando en futuros artículos.

Espero que esta publicación te dé una idea sobre lo que es el Personal Branding y te motive a trabajar en ello como parte de tu estrategia de crecimiento personal y profesional.
Gracias por leerme y me encantaría que me dejaras tu comentario u opinión.

Si deseas contactarme, estaré gustoso de interactuar contigo. Gracias.

Octavio Regalado


SER TU PROPIO JEFE SUENA TENTADOR…

Si quieres ser tu propio jefe, primero debes responder estas 6 preguntas

¿Sobrevivirías física, mental y psicológicamente siendo más pobre de lo que eres hoy?

Junio 11, 2017 7 min de lecturaLas opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

Empezar un negocio es como construir un bote de la nada y empezar a navegar. A menos que elabores embarcaciones de manera profesional desde pequeño, las cosas se pueden poner feas muy pronto. 

Continuando con la metáfora: el problema de muchos que quieren ser emprendedores que son como marinos que saben navegar en aguas abiertas, pero no saben construir barcos. Solamente saben navegar. 

Yo no empecé mi negocio como un capricho después de que me despidieron de mi último trabajo de tiempo completo. Ya estaba en la industria correcta, había aprendido mucho de algunas de las mejores mentes en el sector y hacía trabajos de freelancing. En otras palabras, tenía una buena idea de cómo construir un bote para las aguas a las que me estaba aventando a navegar. 

Si quieres empezar tu propio negocio, pero solo tienes experiencia trabajando para un supervisor, necesitas hacer un verdadero análisis interior y estudiar bien tus razones. Pregúntate estas seis cuestiones antes de empezar. 

1. “¿Podría sobrevivir, financiera y psicológicamente, siendo más pobre de lo que soy ahora?”

De acuerdo con diversos datos, la mayoría de los pequeños negocios quiebra al llegar a la marca de los dos años de vida. No parece un panorama muy alentador para los nuevos emprendedores. 

A menos que tengas una genialidad oculta, lo más probable es que vayas a fracasar en tu primer intento. Y es totalmente normal. Incluso si logras mantenerte, seguramente no ganarás tanto como lo haces ahora con tu empleo. 

Muchas grandes historias de éxito, incluyendo la de J.K. Rowling, comenzaron atravesando momentos de grandes dificultades. ¿Puedes soportar que las cosas se pongan difíciles? 

2. “¿Podría trabajar individualmente, sin el apoyo de otros?”

Es muy divertido pensar en esa gran idea de negocios que tienes, pero ejecutarla es otra historia. Como la fundadora de Freelancers Union Sara Horowitz descubrió cuando creó un plan médico para trabajadores independientes, el trabajo remoto puede ser muy solitario y deprimente

Los que trabajan por su cuenta tienen peor salud mental y mayor estrés que quienes tienen un trabajo de tiempo completo. Esto no es de sorprender, considerando todos los riesgos asociados con iniciar tu propio negocio. Seguro, tú tienes el control de tus horarios y eres tu propio jefe, pero también debes trabajar más horas, casi siempre en soledad y potencialmente ganas menos que tus amigos con empleo. 

3. “¿Realmente quiero aprender de marketing, ventas, contabilidad, etcétera?”

Cuando arranqué con Tailored Ink, rápidamente me di cuenta de que había varias habilidades que no tenía y que debía aprender de manera inmediata. Por ejemplo, si hasta ahora te has enfocado en diseñar, te hacen falta otras capacidades para dirigir una agencia de publicidad. La mayoría de los emprendedores concuerda que para triunfar hay cinco habilidades de negocios básicas que debes conocer para triunfar: 

  • Ventas: para que no te mueras de hambre
  • Marketing: para que puedas vender más
  • Management: para que no estés solo
  • Planeación: para que puedas crecer y ser competitivo
  • Adaptabilidad: para que puedas hacer cambios en caso de ser necesario

4. “Siendo honestos, ¿quiero triunfar siempre?”

Cuando era más joven pasaba mucho tiempo jugando videojuegos. De hecho, estoy convencido de que esta práctica me dio habilidades esenciales para triunfar en los negocios. 

Más importante, jugar por horas me ayudó que soy un overachiever, de esas personas que siempre quieren lograr más. Cuando fijo mi mirada en una meta específica, la persigo antes de pasar al siguiente objetivo. Me cuesta trabajo vivir en el presente y disfrutar lo que ya he logrado porque siempre estoy pensando cuál debe ser mi siguiente paso. 
 
No digo que esto sea buen o malo, solo que es parte de mi personalidad. Y de cierta manera me ayudó a lograr mucho en corto tiempo. 

5. “¿Me siento cómodo delegando tareas a otros?” 

Eso es algo que a mí no se me da de manera natural. Para cuando me volví un emprendedor, ya había experimentado como tutor, mentor y maestro, pero cuando tuve que delegar tareas que afectaban mis ganancias, me costó mucho trabajo. 

Como la persona introvertida que soy, tiendo a ser muy autosuficiente. Y, a diferencia de los extrovertidos, recargo pilas al estar solo. Soy muy independiente. 

Pero eso solo funciona si eres un freelancer de poca escala, no si quieres manejar un negocio serio que crezca. En algún punto, vas a tener que delegar. Y eso significa encontrar, entrenar y confiar en personas a las que no siempre vas a poder monitorear. 

5. “¿Seré un buen mentor?”

No puedes delegar de manera efectiva si no sabes gestionar de manera efectiva. Y, a pesar de lo que muchos coaches de negocios te puedan decir, el management no solo se trata de conocimiento. En palabras del almirante Grace Murra Hopper, “Manejas cosas, lideras personas”. 

Incluso si tienes una maestría en negocios y entiendes lo que es el management en un nivel logístico, podrías estar alejando a tu mejor talento. No basta con saber gestionar, debes querer hacerlo. Y eso significa ser un mentor. 

¿La idea de guiar a otros te da pavor o te emociona? ¿Te tomas el tiempo para explicar a los demás lo que esperas de ellos o solamente te molestas? ¿Te importan tus colegas y lo que pasa en sus vidas personales? 

6. “¿Todavía quiero ‘construir ese bote’?”

Cuando te detienes a pensarlo, la primera persona que amarró unas tiras de madera y se echó a la mar debió haber estado muy loca.  Los innovadores de hoy, como Elon Musk, están igual de locos (aunque de una manera muy propia). Tienen hambre de riesgo y fracaso. 

No necesitas ser tan arrojado para empezar tu propio negocio. Hay muchos manuales para construir barcas y guías que puedes seguir. Tal vez estás diseñando un bote en el que alguien ya pensó, ¡lo cual está bien porque podrías mejorarlo!
 
Pero necesitas ser honesto contigo mismo sobre las habilidades que sí tienes y sobre aquellas que tienes que aprender. 

Es mejor averiguarlo antes de que una tormenta voltee tu barquito.




CUANDO TE AGRADAN LAS VENTAS SABRÁS QUE…

10 palabras mágicas para cerrar ventas

Una imagen vale más que mil palabras, pero algunas han demostrado generar ventas y posicionar marcas.

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

(Si lees este artículo, obtendrás gratis una poderosa herramienta para vender más y ganarle a tu competencia. Y te lo garantizo por escrito.)

El enunciado anterior no es simplemente una buena entrada para un artículo. Es, en este caso, una afirmación absolutamente cierta. Lo que seguro llamó tu atención fue la manera de prometer lo que te vamos a dar en este texto: una serie de consejos y recomendaciones para que logres utilizar el lenguaje con más efectividad a la hora de lanzar tus mensajes mercadológicos. Y es que las palabras usadas marcan la diferencia entre una página que te engancha, y una que simplemente pasas hasta que encuentres algo más interesante.

Es un hecho que vivimos en una sociedad predominantemente visual. El cine, la televisión y el internet son ventanas constantes hacia un mundo que nos llama a mirar. Frases como «ver para creer», «de la vista nace el amor» o «el que no enseña no vende» parecen confirmar esta idea. Sin embargo, la realidad no siempre es como dictan los clichés.

Somos lo que decimos y reaccionamos en función de lo que escuchamos y leemos. Como bien lo saben los políticos y los locutores, las palabras tienen el poder para seducir, inducir, persuadir, excitar y motivar. Es por esto que se usan los eslóganespara enfatizar una marca. No es lo mismo decir simplemente «Plumas Bic» a «Bic no sabe fallar». Telmex les dice a sus clientes «Háblele» y Gansito Marinela dice «Recuérdame».

Abracadabra

Como los niños saben, para todo hay una palabra mágica. En su caso, éstas serían «por favor» y «gracias». Pero también en la mercadotecnia existen palabras que, si bien no son mágicas, han demostrado un poder enorme para abrir las percepciones de los consumidores y generar mayor impacto. Por más que se usen, siguen siendo portentosas. Éstas son algunas de las más importantes:

Gratis: Aunque bien sabemos que no hay nada gratis en la vida, esta palabra nunca pierde fuerza. Muchos mercadólogos la consideran como la más poderosa para vender. El problema es que muchas veces lo que se anuncia como gratis no tiene nada de gratis, y esto genera molestia. Si vas a decir que algo es gratis, cúmplelo.

Fácil: Lo fácil es sencillo, sin complicaciones, sin desgaste, sin problemas. Todos buscamos hacernos la vida más fácil y con menos obstáculos.

Una lana: Esta expresión típicamente mexicana nos llega a lo más hondo. «Una lana» es más divertida que «un dinero», ya que «dinero» es una palabra complicada, pues está asociada mentalmente con «trabajo», «esfuerzo», «pagos». Además, «dinero» es algo que no siempre tenemos. En cambio, a nadie le cae mal «una lana».

Remate: Es más fuerte que «descuento» o «rebaja», y es más dramática. Otra palabra similar que casi no se ha usado pero que puede ser muy impactante es «ganga».

Garantizado: Es como si subrayaras tu promesa; es un énfasis de seriedad y un sello de confianza. Lo que está garantizado «funciona porque funciona».

De inmediato: Esta expresión es mejor que «al instante», que se ha usado mucho últimamente. Y es que «al instante» suena como algo mágico, como si se tratara de sacar a un conejo de un sombrero de la nada. En cambio, la expresión «de inmediato» es más confiable y genera un vínculo con la acción que buscamos del consumidor. Cuando la persona hace una llamada o visita a un distribuidor o realiza una compra, «de inmediato» recibirá el beneficio.

Mejor: Todos queremos mejorar en algo. Buscamos un mejor ingreso, una mejor salud, una mejor casa, una mejor vida. Por ello que esta palabra goza de tanta efectividad. Llega al fondo de muchas de nuestras necesidades más profundas.

Nuevo: La esperanza por lo nuevo es una cualidad universal del ser humano. A través de los siglos y los continentes, siempre hemos creído que el mañana será mejor. Ansiamos un nuevo día, un nuevo año, un nuevo comienzo. Curiosamente, el amarillo es el color que más rápido captan nuestros ojos, quizá porque es el color del sol que a diario nos anuncia cosas nuevas.

Poderoso: El poder es algo que todos buscamos. Poder para influir en nuestro mundo, para dominar la naturaleza, para superar las amenazas del medio ambiente. Algo poderoso es como un amuleto que transmite su fuerza a nuestra persona, ya sean espadas, anillos, coronas o detergentes.

Tú: En la publicidad tienes que hablarle a alguien. Y como bien lo saben los locutores de radio cuando se dirigen a sus radioescuchas, no dicen «todos ustedes», sino «tú, que nos escuchas desde tu auto». Mientras más personalizada sea tu intención, más impacto generarás. Si además utilizas el nombre de tu interlocutor, mejor aún. Por eso en las ventas es bueno usar el nombre de nuestro cliente con frecuencia, ya que fortalece el vínculo y la confianza entre quien vende y quien compra.

¿Verbo mata carita?

Las palabras por sí mismas no garantizan nada. La mercadotecnia no utiliza fórmulas ni recetas. Y no se trata de manipular o influir subliminalmente en la conducta del consumidor. Estas palabras son sólo herramientas que facilitan la difusión de mensajes publicitarios y promocionales. Su efectividad ha sido probada en diversos estudios científicos de psicología y lingüística, pero siempre depende del resto de la campaña: la claridad de los mensajes, la identificación de los beneficios, la ejecución creativa, la propuesta gráfica y el plan de medios.Todos estos son elementos que afectan la efectividad de una campaña de marketing.

Por otro lado, si el producto o servicio no es bueno, o no corresponde a la realidad, el resultado siempre será negativo. No se trata simplemente de prometer un «mejor» producto con «nuevos» y «poderosos» atributos que te facilitarán «tu vida» «de inmediato». Hay que respaldar las promesas con hechos, infraestructura y calidad. Por ley y por ética. 

Más súper palabras

Secreto, Ahora, Hoy, Comprobado, Ganador, Resultados, Hechos, Regalo / Obsequio, Divertido, Impresionante, Potente, Exitoso, Antojo, Haz, Más, Ahorra, Descubre, Increíble, Mira, Encuentra, Cosecha, Diferente, Completamente, Facilísimo, Simplificado, Aprobado, Entregado, Auténtico, Legítimo, Último, De por vida, Incondicional, Verdadero, Chile, A tiempo, Surge, De repente, Alto, Ya no, No más, Urgente, Confidencial, Sexo, Hermoso, Directamente, Canjeable, Reto, Utilidad, Informativo, Revelador, Milagro, Protección, Recibe, Logra, Compara, Disfruta, Imagina, Alcanza, Beneficio, Fuerte, Rápido, Seguridad, Plus, Incomparable, Máximo, Sí, Aquí, ¿Por qué? 

Palabras que debes evitar

Características, Paradigma, Restricciones, No aplica, Excepto, Básicamente, Presentación, Sentidos, Viaje, Experiencia, Consecuencia, Dama, Caballero, Operación, Funcionamiento, Permítame, Porción, Realidad, Ustedes, Cliente, Consumidor, Comercial, Contenido, Calidad, Costo, Intentamos, Procuramos, Nos interesa, Muy importante, Sin embargo, Expectativas, Estratégico, Afortunado, Tal vez, Compra, Óptimo, Amigo/ a, Únicamente, Tradicional, No.




CAPACITARTE ES IMPORTANTE

Capacitación Empresarial0

¿Qué es la Capacitación Empresarial?

La capacitación empresarial son cursos enfocados a emprendedores y empresarios que desean encontrar una idea y una oportunidad para empezar un negocio físico.

Un negocio exitoso empieza por una buena idea. Un error muy común entre los emprendedores es sacar una idea de la cabeza y empezar su negocio. En el curso de capacitación que le ofrecemos a continuación, veremos la forma adecuada de encontrar ideas y oportunidades de negocios, y aprenderás a realizar un análisis sistemático que te permitirá seleccionar la idea con mayor probabilidad de tener éxito en la vida real.

En esta ocasión le estamos ofreciendo el curso de ideas,el cual puede tomar sin tener experiencia y podrá ver los siguientes temas:

  •  No se trata de encontrar ideas, sino oportunidades
  •  Hay oportunidades hasta en la peor situación.
  • Las ideas tienen que alinearse a Usted.
  • Las ideas se analizan sistemáticamente.
  • Hacerlo práctico.

Catálogo de cursos Capacitación Empresarial

Dentro de los cursos empresariales que ofrecemos tenemos una variedad del mismo que presentan distintas características, en el caso del curso Ideas de negocios es una capacitación con duración de 45 minutos y totalmente gratuita, es decir, no tiene ningún costo.

Ahora bien, si usted esta interesado en más información al respecto, también tenemos cursos de empresas, en el cual puede encontrar la ayuda para incrementar sus ventas y verlos en sus tres modalidades, es decir, demo, curso AVE y Premium.

Ventajas del curso de Capacitación Empresarial

La mayor ventaja del curso IDEA es que está diseñado para que cualquier persona pueda usarlo, sin importar su educación o experiencia en negocios, ya que presenta las siguientes características:

  1.  0 TEORÍA o conceptos.
  2.  CASOS, ejemplos, mejores prácticas y tips.
  3. VIDEO, poco texto que leer.
  4. EJERCICIOS de como se hace.
  5. GUÍAS para hacerlo fácil.

Además de tener otras grandes ventajas como:

  • El curso es rápido debido a que tiene una duración de 45 minutos.
  • Es totalmente gratis.
  • Tiene acceso al curso las 24 horas del día, debido a que es un curso online
  • Puede descargar todos los recursos sin ningún problema
  • Puede tomarlo a su ritmo
  • Es fácil de accesar

Contacto para Tomar los cursos de Capacitación Empresarial

Si le interesa tomar cursos para empresas relacionados al tema de los negocios, a continuación le presentamos unos recuadros donde puedes contactarnos para cualquier duda que tenga o si desea más información al respecto.

NUNCA ES TARDE PARA SABERLO

5 parámetros para saber si eres emprendedor

Auto Evalúate y descubre si cuentas con la personalidad, actitud y estilo de vida de un empresario exitoso.

Las opiniones expresadas por los colaboradores de Entrepreneur son personales.

¿Quieres iniciar tu propio negocio? Quizás eres del tipo de personas que resuelve los problemas ajenos, ambiciosa y que, desde niño, ha usado los ‘pantalones de jefe’. Pero, ¿te has preguntado si tienes lo que se necesita para ser exitoso como emprendedor?

Algunos dicen que el emprendedurismo puede aprenderse, pero yo no concuerdo. Los principios pueden enseñarse, pero la ejecución, las habilidades y la personalidad no. Hay un gran dicho que afirma que “la genética carga la pistola y el ambiente aprieta el gatillo”. Esta frase también aplica en los negocios.  

En otras palabras, podríamos vivir en un ambiente construido para innovadores, pero también es importante comprender los factores psicológicos de un emprendedor. 

Te damos cinco factores que debes evaluar para saber si tienes lo que hace falta para ser empresario:   

1. Carácter
Los emprendedores exitosos requieren tener ciertas cualidades. Las más esenciales son la persuasión y las habilidades de liderazgo, de acuerdo a un reporte de Target Training International, que fue publicado en el blog de Harvard Business Review, 

En mi opinión, o eres persuasivo o no lo eres; parecido a que si eres un líder natural o no. Las variables del ambiente de cada persona pueden o no apoyar el desarrollo de estas habilidades, pero si cuentas con estas cualidades innatas, es más probable que tengas la personalidad de un emprendedor. 

2. Valores
Los sistemas de valores varían de una persona a otra. Sin embargo, una cosa permanece como cierta: Aquellas personas que son honestas y consistentes por lo general tienen la mentalidad de un emprendedor. La falta de valores crea líderes terribles que no tendrán nunca el respeto que hace falta para dirigir el cambio. 

3. Actitudes
La personalidad principalmente se determina por la genética, pero tu actitud hacia las circunstancias y ante las cosas que no puedes controlar es un indicador de tu habilidad para llevar un negocio. Si tienes una disposición negativa, una de “es imposible hacerlo” o eres muy pesimista, lo primero que debes hacer es una introspección seria. Mi segunda sugerencia es que te veas a ti mismo y te preguntes si puedes cambiar tu negatividad por optimismo. 

Los emprendedores son personas positivas; son realistas y lógicos, pero el optimismo es el que hace que el barco se mantenga a flote cuando sólo se acercan tormentas. También, esta cualidad ayuda a que sean personas agradables y carismáticas, capaces de mover montañas y guiar a los demás. 

4. Intereses
Tu historia personal es una buena fuente de información para buscar intereses. ¿Puedes pensar tiempo atrás y recordar aquello que te interesaba cuando eras niño? ¿Disfrutabas los retos, romper con lo establecido y cuestionar el estatus quo?

Si, por el otro lado, eras el típico niño que se encerraba a leer novelas de detectives, sacabas 10 de calificación en todo y nunca te metiste en un problema, quizás fuiste el mejor hijo para tus padres o el alumno ideal para los maestros, pero es posible que no tengas madera como emprendedor. Aunque, claramente, hay excepciones. 

5. Estilo de vida
Te despiertas a las 5 a.m. para hacer ejercicio. Revisas tu smartphone mientras corres en la caminadora. Tomas una ducha rápida y te vuelves a conectar a las 7 a.m. Después tienes reuniones y más reuniones. Vas a por un café con una chica que te gusta y regresas a la oficina a pensar cómo vender más. Te entrevistas con un medio. Tienes otra reunión, luego revisas mails y a las 8 p.m. cenas rápidamente para reunirte con un posible socio a las 10 para tomar un trago. Llegas a casa a las 11 p.m.

Este ritmo de vida tan ajetreado es común en los emprendedores, debido a que son personas que aman cada minuto y lo aprovechan al máximo. Para ellos, el trabajo no es trabajo. Es la vida.


SER EMPRENDEDOR A CORTA EDAD NO ES IMPOSIBLE

Jóvenes emprendedores

Puedes ser tu propio jefe

¿Deseas independencia laboral y buscas la forma de echar a andar tu propio negocio? Entonces debes tener mucha confianza en ti mismo y en tu misión. Sin importar la dimensión de los recursos a tu alcance, debes creer en tu proyecto y estar dispuesto a hacer sacrificios para lograr que sea exitoso.

Quizás en tu camino encontrarás personas que no entenderán tu visión, por eso, un mentor será una parte fundamental en tu carrera durante esta etapa. Él te ayudará a ver los problemas de una forma distinta y descubrir cosas en ti que tú mismo no puedes ver; te sacará de tu zona de confort y te abrirá los ojos a nuevas oportunidades.

Todo joven líder necesita un mentor, lo importante es encontrar a uno empático con tu proyecto y tu personalidad, y lo más importante, que comparta tu visión y confíe en tus capacidades. ¡Búscalo!

Financiamiento para tu empresa

Tal vez pienses que no es tan fácil conseguir el dinero para emprender tu negocio o idea pero, ¿sabías que se otorgan créditos para jóvenes emprendedores? Quienes aún no tienen una empresa podrán adquirir un crédito de 50 mil a 100 mil pesos, y quienes ya la tienen el monto va de 150 mil a 500 mil. Estos créditos serán otorgados por algunas Instituciones Financieras con el aval de Nacional Financiera (Nafin).

Los préstamos tienen una tasa de interés fija de 9.9% anual y los beneficiados tienen hasta cuatro años para pagarlo; en el primer año pagan los intereses y los tres siguientes, el capital.

¿Cómo adquiero el crédito?

Lo único que debes hacer es cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Tener entre 18 y 30 años, la idea de negocio y capital para invertir en tu empresa. Si ya tienes un negocio, este debe contar con menos de un año de operaciones. Si tu empresa es informal, también puedes participar, pero deberás registrarte ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).
  2. Regístrate en la Red de Apoyo al Emprendedor, a través de la página del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem): www.sistemaemprendedor.gob.mx. Te pedirán tus datos personales y que aceptes el anuncio de privacidad. Se registrarán las solicitudes de apoyo para participar en el proceso de obtención de recursos del Emprendedor. Te recomendamos revisar la sección de “Tutoriales”: https://tutoriales.inadem.gob.mx/ para que identifiques la convocatoria que corresponde a tu perfil. Los tutoriales son una herramienta que te ayudará a entender cuáles son las convocatorias a las que puedes aplicar y en qué consisten los apoyos. Encontrarás un test, videos, infografías y el calendario de apertura de cada convocatoria.
  3.  Una vez que tu registro sea validado, el sitio te proporcionará un número RAE o código de usuario, es importante que lo guardes para ingresar a la Red.
  4. Toma el curso “Programa de Incubación en Línea”, que está disponible en la página del Inadem www.inadem.gob.mx o en www.redemprendedor.gob.mx. Si lo apruebas con una calificación de por lo menos 65 puntos, el Inadem te otorgará un certificado que deberás conservar porque es parte de los documentos que te pedirán para obtener el crédito.
  5. Si no apruebas, deberás inscribirte de nuevo en la página del Inadem para repetirlo.
  6. También debes realizar el curso “El ABC del crédito”, que te explica cómo obtener el crédito para jóvenes emprendedores, disponible en la página de Nafin: www.nafin.com.mx/portalnf/content/capacitacion-empresarial/cursos-presenciales/abc-credito.html.
  7. Contacta a Nafin a los 3 días hábiles después de haber obtenido tu crédito, llamando al 01 800 623 4672, para ser atendido por un promotor.
  8. Nafin te pedirá los siguientes documentos:
  • Tu registro ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), ya sea como persona física con actividad empresarial o persona moral.
  • Tu FIEL o Firma Electrónica ante el SAT. Si aún no tienes estos documentos puedes consultar la página del SAT para obtenerlos. Si ya los tienes, deberán tener como máximo 12 meses de antigüedad.
  • Los certificados de que aprobaste los cursos “Programa de Incubación en Línea” y el “ABC del crédito”.
  • Tu solicitud de crédito firmada por el cliente (representante legal de la empresa) y el aval u obligado solidario. (El formato lo proporciona cada banco).
  • Comprobante de domicilio (recibo de teléfono, luz, agua, predial) no mayor a 90 días.
  • Identificación oficial del representante legal (INE, Pasaporte, Cédula profesional).
  • Consulta tu historial en el buró de crédito del último mes, en: www.burodecredito.com.mx. Si no cuentas con uno, presenta la identificación oficial y el historial crediticio de tu aval u obligado solidario.
  • Presenta el acta constitutiva de tu empresa. Ese documento debe solicitarse al Registro Público de la Propiedad y de Comercio.

  9. Deberás entregar esta documentación en los próximos cinco días hábiles y Nafin la entregará al banco que elegiste para saber cómo y     cuándo recibirás el crédito.

10. El banco consultará tu buró de crédito y tu aval, así como tu documentación. En caso de ser aprobado el crédito, éste se formalizará y se entregarán los recursos en los próximos 10 días hábiles.

Ya sabes que puedes contar con un soporte económico para sacar adelante tu negocio. Antes de emprender, asegúrate que te vas a dedicar a lo que realmente te gusta.

Fuente: INADEM

NOTAMOS LA DIFERENCIA DE UN NEGOCIO Y UNA EMPRESA…

Diferencia entre negocio y empresa

En el ámbito empresarial, se utilizan, en muchas ocasiones, los conceptos de negocio y empresa como palabras sinónimas. Los emprendedores y Pymes  piensa que estas dos palabras hacen referencia al mismo significado. Pero, ¿es lo mismo negocio y empresa?

No, no lo son. Veamos qué significa cada uno de estos términos para entender en qué se diferencian.

¿Qué es un negocio?

Un negocio es un sistema diseñado para conseguir beneficios a través de la realización de una actividad, la venta de productos, o la prestación de un servicio que podemos ofrecer a otras personas. Hace referencia a la forma en que una persona u organización obtiene dinero a cambio de producto o servicios.

Algunos ejemplos de negocios pueden ser el mecánico que adquiere un local y unas herramientas para ganar dinero mediante la reparación de vehículos, el que crea una web para vender productos de cosmética online o un portal de noticias que posee muchos lectores y vende los espacios publicitarios a anunciantes. Aquí cada uno de los negocios son diferentes modelos y formas de ganar de dinero.

¿Cuál es la diferencia entre empresa y negocio?

Viendo las definiciones anteriores, podemos apreciar que es complicado separar las diferencias entre estos conceptos de forma estricta, ya que uno no puede ser sin el otro. Por un lado, el negocio es el sistema creado para la obtención de beneficios, mientras que la empresa es la institución creada para darle una forma real a ese negocio.

Como vemos, ninguna puede ser sin la otra. Por un lado, el negocio necesita una organización que lo incluye y lo explote, mientras que la empresa necesita tener un negocio para poder obtener beneficios.

Descubre toda la información sobre cómo crear una empresa y poner en marcha un negocio por nuestra cuenta.


LAS EMPRESAS TIENEN RESPONSABILIDAD ECONÓMICA CON LA SOCIEDAD

Responsabilidad empresarial con la economía

La dignidad en el salario y en las condiciones de trabajo significa una remuneración económica que permita a la persona y su familia condiciones de vida satisfactorias. Un salario digno debe permitirles cubrir sus necesidades básicas: alimentación, vivienda, educación, salud y transporte. Esto no tiene que ver con un salario “legal”, es decir, con el pago del salario mínimo establecido por las autoridades, pues éste no permite llevar una vida digna. Desgraciadamente, las grandes corporaciones se trasladan a las regiones donde los salarios mínimos son los más bajos o no existen, y donde la legislación laboral no se cumple o sólo favorece sus intereses. Así contribuyen al deterioro de las condiciones laborales, fenómeno que hoy se observa en casi todo el mundo y que afecta la calidad de vida de las personas y destruye estabilidad mínima necesaria para el desarrollo de una familia. Más aún, este deterioro del salario y de las condiciones de vida está provocando una descomposición social profunda.

Es por lo anterior que la mayor parte de las grandes corporaciones ha establecido su base de producción en China, por los muy bajos salarios, la casi nula legislación laboral y la enorme fuerza de trabajo. Se estima que entre 100 y 300 millones de chinos podrán ingresar a las fábricas en los próximos diez años. Sin embargo, los trabajadores chinos están reclamando cada vez con mayor fuerza mejoras en sus condiciones de trabajo, a tal grado que el gobierno ya propuso una nueva ley laboral.

La respuesta fue una inmediata oposición empresarial, a pesar de que esta propuesta legal reconocía hasta ahora algunos de los derechos laborales básicos, como la obligatoriedad de contratos laborales y la indemnización en caso de despido. Quienes se oponen a esta ley y están presionando para que estos derechos no sean reconocidos a los trabajadores chinos son empresas trasnacionales como Wal-Mart, Google, Microsoft y Nike, entre otras, a través de las organizaciones empresariales de las que forman parte como la Cámara de Comercio de Shangai y el Consejo Empresarial USA–China.

Aunque las empresas Google y Microsoft, particularmente Bill Gates, aparecen como las corporaciones con mayores acciones filantrópicas por otorgar grandes donativos a causas humanitarias, la realidad es que no están dispuestas a reducir su margen de ganancias aunque esto signifique violar los derechos laborales de quienes producen sus artículos y mantenerlos en condiciones de explotación, lo cual exhibe la falsedad de presentarse como empresas socialmente responsables.

Por otro lado, las empresas tienen una responsabilidad directa en cuanto a sus prácticas comerciales. No podría hablarse de que una empresa es socialmente responsable si realiza prácticas monopólicas u oligopólicas. Es un hecho que la concentración del poder económico en unas cuantas empresas está ocurriendo tanto a escala global como nacional. En México, empresas con prácticas monopólicas u oligopólicas, como las de televisión y telecomunicaciones, y trasnacionales como Monsanto, han desarrollado un control casi absoluto sobre la legislación de su ramo, imponen precios y no permiten la competencia. Esta situación afecta el derecho de los ciudadanos a tener opciones de información, cultura y entretenimiento, de acceso a precios justos por los servicios y amenaza las formas tradicionales de producción agrícola. Incluso las empresas han redactado legislaciones que les favorecen, afectando derechos básicos de los consumidores, cuyos intereses no están representados en el poder legislativo.

Las empresas tienen también responsabilidad sobre las economías locales. Un ejemplo muy claro es el de los impactos de la cadena Wal-Mart sobre las redes de comercio en las localidades donde instala sus megatiendas. Las campañas internacionales contra esta empresa manejan el lema “bajos precios a altos costos” y con ello se refieren, entre otras cosas, al daño a la economía de los pequeños y medianos comercios. El balance entre el número de empleos que genera y los empleos que destruye y los daños económicos que provoca a la localidad, resulta totalmente negativo para Wal-Mart.

Otro ejemplo con un impacto mayor, a nivel nacional, es el que pueden provocar empresas como Monsanto en la economía de millones de productores agrícolas. De darse la difusión del maíz transgénico en México y la entrada de las estructuras genéticas de este producto a las variedades criollas del maíz mexicano, esta empresa estará en posibilidades de demandar a los campesinos mexicanos el pago de regalías cada vez que quieran sembrar maíz ya que este grano tendrá la estructura genética patentada por la empresa.

La responsabilidad económica empresarial está en la base de la salud material y económica de una comunidad, de un estado o de un país. Las empresas pueden contribuir a la construcción de una sociedad más justa y equitativa o, por el contrario, pueden agudizar las diferencias y aumentar la pobreza. Y al final de la cadena, los consumidores también participamos en la generación de impactos económicos positivos o negativos sobre nuestra sociedad, al elegir qué artículos o servicios adquirimos y dónde lo hacemos.

NO FRENES EL CRECIMIENTO DE TU EMPRESA

10 errores que frenan el crecimiento de las Pymes en México

Este segmento es probablemente el más importante del país en términos económicos, pero se enfrentan a una serie de dificultades que frenan su crecimiento.

Entre sus principales errores se encuentran la falta de planeación, no realizan estudios de mercado e ignoran la atracción de talentos, entre otros.

En México existen poco más de 4 millones de unidades económicas, de las cuales el 99.8 por ciento son consideradas Pymes. Este segmento empresarial es probablemente el más importante del país en términos económicos, pues aportan el 42 por ciento del Producto Interno Bruto y generan el 78 por ciento de los empleos remunerados en México.

Sin embargo, los pequeños negocios se enfrentan a una serie de dificultades y obstáculos que frenan su crecimiento, impidiendo que este sector se fortalezca de forma adecuada. De forma adicional, existen errores internos que los pequeños empresarios cometen al dirigir sus empresas que, al combinarse con factores externos del entorno, resultan en una gran carga para su desarrollo.

Para ayudar a sortear estos obstáculos, Konfío, Fintech enfocada en el financiamiento a Pymes, elaboró el Reporte de Crédito Pyme, en donde enumera los 10 errores más comunes que comenten los pequeños empresarios, para tenerlos en cuenta y evitarlos.

1. No realizar investigaciones de mercado

El primer error que puede hundir un emprendimiento es el no contar con información sobre el mercado en donde se piensa desenvolver. Un primer análisis que revele cuál es el público objetivo de un producto o servicio, lo que buscan y qué está haciendo la competencia, son conocimientos vitales para darle una dirección y factor diferenciador a una empresa.

2. Falta de planeación

Al principio de cada emprendimiento, la emoción que se tiene por empezar un negocio puede hacer que la planificación del mismo se olvide. Comenzar a proponer acciones sin un plan de cómo, cuándo y con qué objetivo deben llevarse a cabo puede terminar con una idea que no tiene dirección alguna. Debe contarse con un plan de trabajo calendarizado y objetivos medibles que puedan alcanzarse.

3. Falta de asesoría legal

Si se ignoran las responsabilidades legales y fiscales que tiene una empresa, o bien, no hay una constitución correcta de la misma, el negocio tarde o temprano tendrá problemas para poder crecer. Es necesario un asesor experto en temas legales y empresariales para aconsejar y guiar al pequeño empresario al constituir su negocio de forma correcta.

4. Ignorar la atracción de talento

Contar con un equipo de trabajo sólido es la base para comenzar una empresa exitosa. Si se contrata a personas que no encajan con la visión de la empresa, el negocio terminará por estancarse y perdiendo dinero debido a la constante rotación de personal, o el mantenimiento de un equipo incorrecto. Invertir en la atracción y retención del talento adecuado es clave para lograr las metas del negocio.

5. Búsqueda inadecuada de financiamiento

Muchos pequeños empresarios le temen al financiamiento externo para su empresa, pues creen que perderán el control de su negocio; o bien, recurren a un financiamiento incorrecto que les genera más problemas que soluciones. Mezclar las finanzas personales con las del negocio, o pedir créditos personales para el mismo, también terminarán por frenar las operaciones de la empresa. El uso del crédito empresarial de forma responsable es clave para hacer crecer una Pyme.

6. No contar con plan financiero

No estar pendiente de los ingresos y egresos del negocio, así como del balance general de las cuentas y contar con un plan financiero que indique la dirección que debe tomar el negocio en términos económicos, es una forma de estancar su crecimiento. Tener claridad de las áreas que necesitan inversión y las cantidades que se requieren para dichas tareas, constituye un paso importante para consolidar una Pyme.

7. Olvidarse del marketing

Muchos pequeños empresarios tienen la creencia de que el marketing es muy caro y sólo sirve para grandes empresas, pero esto no es así. Realizar una inversión en una campaña adecuada ayuda a incrementar la presencia de la marca y conseguir nuevos clientes, por lo que definitivamente vale la pena acudir con una agencia o experto en la materia para diseñar una estrategia a la medida.

8. No contar con presencia en internet

Por muy pequeña que sea la empresa, contar con presencia digital a través de redes sociales o una página web propia ayuda a que sus productos o servicios lleguen a más personas. También es una forma de mantenerse en contacto constante con los clientes para recibir comentarios y retroalimentación sobre el servicio.

9. Precios no competentes en el mercado

Para poder ofrecer un producto apto dentro de un nicho de mercado específico, su precio debe ir acorde con su calidad, y sobre todo, no salirse de los parámetros de la competencia. Los clientes no comprarán un producto similar a la competencia si es más caro y no aporta nada novedoso que justifique su precio por lo que debe investigarse a la competencia directa, así como a productos y servicios similares.

10. No medir los resultados

Contar con toda la información anterior servirá para poder realizar evaluaciones periódicas del desempeño del negocio. Al comparar los ingresos iniciales con los obtenidos después de un tiempo, la cantidad de dinero invertido, los procedimientos que han generado mejores utilidades y los objetivos alcanzados, se tendrán pautas para definir la dirección que debe tomar la empresa.

Al tomar en cuenta estos errores y emprender las acciones necesarias para evitarlos y contrarrestarlos, los pequeños empresarios aumentan las posibilidades de impulsar el crecimiento de sus negocios de forma estratégica.


fenixdtre.com

Big or small, we’ve got a solution when you need it. Our advanced service and support tools provide step-by-stepinstructions without being put on hold or waiting in line.