noviembre 13, 2019 Jess Diaz

MODELOS DE NEGOCIOS

4 modelos de negocio innovadores

En un mercado tan competitivo, es importante elegir el modelo de negocio que más rentabilidad te pueda otorgar.

Si bien existen opciones tradicionales que son conocidas por ser exitosas, estas suelen ser muy utilizadas, por lo que es necesario innovar y encontrar nuevos caminos para hacer negocios.

Afortunadamente, en los últimos años, han surgido enfoques que han sabido generar una disrupción en el mercado, tanto por su creatividad como por los beneficios que generan a las empresas y consumidores.

En este artículo, exploraremos 4 modelos de negocios que estamos seguros de que te servirán como inspiración y te ayudarán a convertirte en un emprendedor exitoso.

¡Sigue leyendo!

¿Qué es un modelo de negocio?

Por supuesto, no podemos entrar de lleno en este tema sin explicar primero lo que es un modelo de negocio.

Con este concepto, nos referimos a aquellos esquemas que nos permiten dar escalabilidad y capitalizar nuestra empresa. Son planeaciones y estrategias previas que te permiten dar una definición a lo que vas a ofrecer al mercado.

Si te gustaría conocer algunos modelos de negocio que utilizados por algunas de las más reconocidas empresas unicornios, ¡a leer se ha dicho!

1. Modelo Long tail

Algunos modelos de negocio de antaño se han basado en la premisa de conseguir el 80% de los ingresos con tan solo el 20% de la clientela o, en otras palabras, en crear pocos productos best seller que sean los que provean a la empresa de la mayor cantidad de ventas posible.

Si bien este enfoque sigue siendo muy útil, existe un modelo que hace todo lo contrario y que se ha vuelto posible por el gran alcance que las empresas pueden tener gracias a la tecnología.

De esto se trata el modelo de negocio Long tail: proveer a tus clientes de una enorme variedad de productos que vendan poco en nichos especializados, pero cuya suma de todas sus ventas brindan una gran ganancia.

Empresas de e-commerce reconocidas como Amazon, eBay y Lulu, son ejemplos exitosos —y millonarios— de este modelo.

2. Modelo de economía colaborativa

Uno de los modelos más innovadores y disruptivos de la última década es el modelo de economía colaborativa. 

Imagina que tienes en tu casa una habitación vacía de la cual podrías obtener algunos pesos por rentarla a una persona. Por otro lado, a esa persona, que puede estar de paso en tu cuidad, le caería muy bien tener una habitación disponible para hospedarse. 

¿Te suena? ¡Claro! Es el modelo de la empresa Airbnb y un claro ejemplo de economía colaborativa. 

En este modelo de negocio C2C (Customer to customer), las personas pueden conseguir y cubrir sus necesidades por ellos mismos compartiendo sus bienes sin tener que recurrir a una gran empresa.

Para lograr esto, es necesario hacer uso de la tecnología para crear aplicaciones que conecten a las personas. En este caso, las personas que tienen la necesidad de encontrar hospedaje con las que pueden cubrirla.

Como seguramente ya habrás adivinado, otros ejemplos de empresas que utilizan estos modelos son Uber y Blabla Car, ya que conectan conductores con pasajeros sin tener que recurrir a un servicio tradicional de taxi.

No obstante, la economía colaborativa no solo se limita a consumir servicios o bienes, ya que incluso el acceso a la información puede entrar perfectamente en este modelo.

Tal es el caso de Wikipedia, organización que conecta entre sí a personas que buscan tener acceso a información de manera libre. En este caso, la empresa obtiene ganancias gracias a las donaciones de la comunidad.

👍📖 Lectura recomendada: «5 ideas de emprendimiento social».

3. Dropshipping 

Imagina montar un negocio de zapatos sin necesidad de invertir una enorme cantidad de dinero en materiales, maquinaria ni un sistema de distribución y almacenamiento. Sabemos que suena algo imposible, pero así fue el inicio de la gigantesca compañía Zappos.

Te preguntarás, ¿cómo vas a montar un negocio sin invertir? Pues, es posible con el dropshipping

El dropshipping es un modelo de negocio que se centra en crear una tienda en línea para vender productos que no tienes y que no son tuyos… ¡Así como lo escuchas!

En este modelo, el e-commerce actúa como un intermediario entre el proveedor del producto y el cliente final. De hecho, tu tienda ni siquiera tendrá el producto físicamente en inventario. 

Esta forma de hacer negocios inició cuando Nick Swinmurn tuvo la idea de vender zapatos por Internet. ¡Él no tenía físicamente los productos! Para validar su idea, se le ocurrió tomar fotos a zapatos de tiendas y montarlas en Internet como productos en venta, y fue hasta que tuvo su primera compra que los envió al cliente. 

Después de varias ventas, comprobó que la idea era completamente viable y este fue el nacimiento de Zappos.

¿Tienes una idea para el comercio electrónico en mente? Este modelo de negocios es ampliamente recomendable si buscas validar un e-commerce y su mayor ventaja es que no requieres invertir grandes cantidades de dinero para comenzar.

4. Modelo de cajas de suscripción

Este modelo, que surgió hace poco, es bastante creativo y divertido. Consiste en crear cajas con diversos productos de nichos específicos —pueden ser dulces exóticos de algún país, juguetes de colección o cualquier otra cosa que tenga un valor importante para un nicho particular. 

Estas cajas serán enviadas a tus clientes, los cuales pagan por una suscripción mensual para obtener estos productos. El «truco» está en que tus clientes nunca saben qué les llegará, ya que estas cajas están conformadas por varios productos aleatorios —relacionados con sus intereses, por supuesto. 

Este modelo ha crecido en popularidad y ha encantado al mercado de coleccionistas. Solo basta con entrar a YouTube y ver la gran cantidad de vistas que tienen los videos unboxing (desempaque) de este tipo de productos.

👍📖 Lectura recomendada: «Descubre qué negocios son rentables para invertir en México».

Ahora, ¡te toca innovar a ti!

Además de seleccionar el modelo de negocio indicado, recuerda que es importante estar siempre atento a los cambios de tu entorno y tu mercado. No por nada esta es una de las características de los emprendedores exitosos.

Por ello, asegúrate de que el modelo que hayas elegido esté rindiendo frutos y otorgando la rentabilidad necesaria a tu negocio. 

Desde luego, ningún modelo de negocio es perfecto, todos tienen sus fortalezas y carencias, por lo cual te recomendamos profundizar en los que más te gusten para que decidas bien cuál aplicar y saber cómo actuar ante las debilidades del que hayas elegido. Si te gustó este contenido, tienes alguna duda o quisieras agregar algo a la conversación, ¡déjanos tu comentario!