marzo 17, 2020 Jess Diaz

AHORA LOS EMPRESARIOS ENFRENTAN UN NUEVO RETO

Empresa enfrentan nueva presión frente al cambio climático de. . . trabajadores

 por Russell GoldDow Jones

https://www.sentidocomun.com.mx/articulocs.phtml?id=80186

«Los inversionistas y los clientes no son los únicos que presionan a las grandes empresas para abordar el cambio climático: los empleados también se están uniendo.

     Desde Walmart hasta Microsoft, muchas compañías grandes dicen que los compromisos concretos para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero y comprar energía verde se están volviendo importantes para reclutar y retener trabajadores, especialmente los más jóvenes.

     El problema es especialmente pronunciado en la industria tecnológica, donde la competencia por trabajadores calificados es feroz, y algunos empleados han recurrido al activismo para impulsar a sus empleadores a la acción.

     En Amazon.com, un grupo llamado Amazon Employees for Climate Justice escribió una carta abierta el año pasado, instando a la compañía a comprometerse con una fecha límite para asegurar 100% de su electricidad de fuentes renovables. Firmado por varios miles de empleados, la carta criticó al gigante del comercio electrónico por ordenar 20 mil camionetas con motor diésel.

     Unos meses más tarde, Amazon se comprometió con 100% de energías renovables para 2030 y realizó el pedido más grande de vehículos de entrega eléctrica. Amazon dijo que el plan “había estado en proceso durante muchos años y no fue el resultado de críticas”.

     Microsoft y Google de Alphabet han hecho promesas climáticas en los últimos meses, después de que los empleados se organizaron y comenzaron a pedir más medidas.

     “Los empleados están flexionando sus músculos y las empresas son lo suficientemente inteligentes como para darse cuenta de que a medida que la sociedad cambia hacia la lucha contra el cambio climático, estar en el lado correcto de ese desafío es bueno para los negocios”, dijo Matt Rogers, cofundador de Nest, el fabricante de dispositivos inteligentes para el hogar que ahora forman parte de Google. Desde entonces dejó la empresa.

     Las demandas climáticas son parte de un cambio radical que golpea al mundo corporativo a medida que los trabajadores cada vez más expresivos exigen que las empresas y los directores ejecutivos tomen posiciones en importantes cuestiones sociales y políticas.

     “Atrás quedaron los días en los que puedes ir a trabajar a algún lado y ganar buen dinero, y eso es todo lo que te importa”, dijo Jason Wingard, decano de la escuela de estudios profesionales de Columbia University. “Cuando tenemos nuestra semana de carrera y nos comprometemos con los empleadores en el campus, una de las primeras preguntas que hacen los estudiantes es: ‘¿Qué defiendes?’”.

     Cuatro de cada cinco compañías esperan un aumento en el activismo de los empleados, con las preocupaciones climáticas como un factor desencadenante, de acuerdo con una encuesta reciente de 375 ejecutivos mundiales realizada por la firma de abogados Herbert Smith Freehills.

     “Vemos que muchos más empleados usan el lugar de trabajo como foro para plantear problemas sociales”, dijo Silke Goldberg, socia con sede en Londres. “Están tratando de llamar a sus empleadores y hacer que rindan cuentas por sus valores”.

     Nate Hurst, director de sostenibilidad de HP, dijo que los problemas climáticos son fundamentales para que los 50 mil trabajadores de la empresa de impresoras y computadoras se sientan parte de algo más grande y positivo.

     “Una de las mejores formas de conseguir reclutas superiores y mantener motivado y comprometido al personal existente es ayudarlos a comprender cómo sus carreras y contribuciones son fundamentales para los esfuerzos de sostenibilidad de HP”, dijo Hurst.

     Antes de una huelga climática global en septiembre pasado, HP envió un memorando a sus trabajadores, haciéndoles saber que estaría bien asistir. “Usted tiene el apoyo de nuestro equipo de liderazgo si elige prestar su tiempo y su voz a esta importante causa”, dijo el memorando.

     HP se ha comprometido a reducir sus emisiones directas en 25% para 2025 y utilizar 40% de electricidad renovable para este año.

     Walmart recientemente comenzó la construcción de un nuevo complejo de oficinas centrales con más de 20 edificios en Bentonville, Arkansas, que espera atraer a los trabajadores preocupados por el clima. Contará con paneles solares en las plataformas de estacionamiento, iluminación natural a través de grandes ventanas y edificios con entramado de madera, un método de construcción que utiliza menos combustibles fósiles.

     “Vamos a crear un campus donde los asociados quieran estar y donde podamos atraer a la próxima generación de los mejores talentos”, dijo la portavoz de Walmart Anne Hatfield. Una consideración importante, dijo, fueron los edificios amigables con el clima.

     Las empresas no siempre pueden apaciguar a los trabajadores con mentalidad ambiental. Amazon Employees for Climate Justice dijo recientemente que continuará presionando a la compañía para que tome más medidas.

     “Como trabajadores de Amazon, somos responsables no solo del éxito de la empresa, sino también de su impacto. Es nuestra responsabilidad moral hablar”, dijo Sarah Tracy, ingeniera de desarrollo de software de Amazon.

     La portavoz de Amazon, Jaci Anderson, dijo que era una violación de la política de los empleados hablar en contra de la compañía. Amazon “no permitirá que los empleados denigren públicamente o tergiversen la empresa o el arduo trabajo de sus colegas que están desarrollando soluciones a estos problemas difíciles”, dijo.

     Las empresas estadounidenses, lideradas por la industria tecnológica, han sido agresivas en los últimos años en la compra de electricidad de parques eólicos y solares. El año pasado, las compañías firmaron acuerdos por un récord de 9.3 gigavatios de energía renovable, de acuerdo con la Renewable Energy Buyers Alliance, aproximadamente la mitad de la demanda promedio en la red eléctrica del estado de Nueva York.

     El mayor comprador, por segundo año consecutivo, fue Facebook. Amazon, Microsoft y Google estuvieron entre los siete primeros.

     Ese tipo de compromisos son importantes para los reclutas entrantes, como Amanda Willis, una estudiante de maestría en administración de empresas de 29 años de University of Michigan’s Ross School of Business. Para ella, la acción de sostenibilidad supera el salario y la ubicación como criterio para elegir un empleador esta primavera.

     “Mi objetivo es trabajar en algún lugar donde esté de acuerdo con sus valores”, dijo.»