marzo 20, 2020 Jess Diaz

EN MOMENTOS DE INCERTIDUMBRE…

MUNDO DEL TRABAJO

Consejos para gestionar el pánico por el coronavirus desde Recursos Humanos

Tras la llegada del Coronavirus a México, algunos trabajadores sienten miedo; otros, seguirán subestimándolo. Aquí algunas ideas para abordar el tema desde RH.
Escrito por: Blanca Juárez

Información científica y, en la medida de lo posible, comunicarla en persona. Es parte de lo que recomiendan Martha Esther Sosa y Gabriela Espinosa de los Monteros, especialistas en gestión de talento, para no contagiar el pánico entre los colaboradores ante la llegada del Coronavirus a México.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, confirmó a finales de febrero los primeros casos de Coronavirus en México y desde esa fecha el número de contagiados han ido en aumento.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus “son una extensa familia de virus” que puede causar desde el resfriado común hasta el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

En 2019, un nuevo brote, llamado Covid-19, fue detectado en Wuhan, China. “Es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente”, apunta la OMS. Desde entonces se ha ido propagando a otros países de Asia, Europa y ahora en todo el continente americano.

El 80% de quienes contraen la Covid-19 se recupera “sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial”. Una de cada seis personas desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, según el organismo internacional de salud.

Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave.

Los síntomas

De acuerdo con la OMS, algunas señales de la enfermedad pueden ser las siguientes:

  • Fiebre, cansancio y tos seca.
  • Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual.
  • Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal.

Prevención desde Recursos Humanos

La salud de las personas es lo más importante para las empresas, pues ellas hacen posible la producción, comenta en entrevista Gabriela Espinosa de los Monteros, quien ha sido directora de Recursos Humanos en empresas como Unilever.

El contacto humano tendrá que limitarse, pero “se pueden buscar otras vías para no hacer las relaciones frías”, agrega Martha Esther Sosa, directora de Talento en Deca Bienes Raíces.

El reto será no sólo no propagar la enfermedad, sino el pánico, coinciden ambas líderes. “En nuestra cultura, y me refiero no sólo a la de México, sino a la organizacional en mi empresa, acostumbramos saludarnos de beso”, comenta Martha Esther Sosa, exdirectora de RH de la cadena de tacos El Fogoncito.

“Dejar de saludarnos de esa manera ha sido la primera solicitud. Les aclaramos ya a los líderes que no dejaremos de ser afectuosos, cordiales o que debamos alejarnos. No es que ya no sintamos afecto, sino que nos estamos cuidando”, expresa.

Ambas directivas comparten las siguientes medidas que desde Recursos Humanos se pueden implementar para tratar esta contingencia:

  • Generar campañas para que la gente tome medidas de salud necesarias como el lavado de manos de al menos 20 segundos cada vez que van al baño, estornudan o se limpian la nariz. Incluso si se saludó a alguien de mano.
  • No saludar de mano ni de beso.
  • Compartirles información científica para apoyarles a que no se dejen llevar por las noticias falsas.
  • En la medida de lo posible, comunicar en persona, para que más que datos fríos o indicaciones frías, escuchen a las o los líderes en calma.
  • Compartir esa información también por otras vías, ya sea carteles, Whatsapp o correos institucionales.
  • Poner a disposición de los trabajadores gel con al menos 60% de alcohol y cubrebocas.
  • Pedirles que tomen en serio las recomendaciones que se hacen, para que puedan estar sanos, no para que no se vayan a enfermar.
  • Si hay servicio de comedor, extremar las precauciones y vigilar que los alimentos o utensilios no sean un foco de infección.
  • Pedirles que toda la información y medidas de prevención las comuniquen con sus familias, amistades o personas con las que puedan tener comunicación.