abril 9, 2020 Jess Diaz

COVID-19 COBRA FACTURA CON EMPLEOS EN MÉXICO

MUNDO DEL TRABAJO

Crisis del coronavirus podría costarle hasta 900,000 empleos formales a México

El paro de la actividad económica por el Covid-19 podría frenar en México la creación de nuevos empleos y provocar la pérdida miles más, estiman especialistas.
Escrito por: Gerardo Hernández


as afectaciones del coronavirus no son sólo en el tema de salud pública, el Covid-19 tendrá un impacto negativo en la economía y, por tanto, en la generación de empleo. En México, el virus podría provocar una merma de entre 600,000 y 900,000 plazas de trabajo, estiman el Centro de Análisis Económico del Tec de Monterrey y el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Los especialistas del Tec de Monterrey estiman que la emergencia sanitaria y el freno de la actividad económica se podrían reflejar en el freno a la creación de al menos 600,000 empleos formales, un factor que se sumará a la baja confianza de los inversionistas y los posibles cierres momentáneos de los mercados internacionales.

Escrito por: Gerardo Hernández

Crisis del coronavirus podría costarle hasta 900,000 empleos formales a México

«Las afectaciones del coronavirus no son sólo en el tema de salud pública, el Covid-19 tendrá un impacto negativo en la economía y, por tanto, en la generación de empleo. En México, el virus podría provocar una merma de entre 600,000 y 900,000 plazas de trabajo, estiman el Centro de Análisis Económico del Tec de Monterrey y el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

Los especialistas del Tec de Monterrey estiman que la emergencia sanitaria y el freno de la actividad económica se podrían reflejar en el freno a la creación de al menos 600,000 empleos formales, un factor que se sumará a la baja confianza de los inversionistas y los posibles cierres momentáneos de los mercados internacionales.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

6 acciones que un asesor financiero hace para mejorar tu planificación económica

Powered byVideooTV

“En buena medida tiene que ver con cierre de negocios, porque estamos estimando que haya una pérdida de actividad que va entre el 2 y 2.5 por ciento. Obviamente hay pronósticos que son mucho más severos o menos optimistas que pronostican caídas más profundas y otros, que igual que siempre, pareciera que la caída va a ser mínima. De alguna forma, éstas son las variables que tenemos que tomar en cuenta porque el empleo obedece a la actividad económica”, explica en entrevista Leticia Armenta Fraire, directora del centro.

¿Por qué una caída tan fuerte? El coronavirus impactará con mayor fuerza al sector informal que representa, según el Centro de Análisis Económico del Tec, la tercera parte del empleo que se genera en el país.

Si bien la informalidad es un sector que se caracteriza por no pagar contribuciones, ni garantizar empleos formales, ha sido una “válvula de escape” que se refleja en la actividad económica del país y en la ocupación.

En el transcurso 2009, después de haber vivido la crisis financiera mundial y la contingencia sanitaria por el H1N1, en México se perdieron 490,821 empleos formales, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Además, la Tasa de Desocupación llegó en dicho ejercicio a un nivel de 6% de la Población Económicamente Activa, la tasa más alta de la que se tiene registro, revelan cálculos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

No todo es Covid-19

El coronavirus no será el único responsable en la caída de la generación de empleo estimada para este año, pues también hay que considerar la confianza de los inversionistas y el freno de las exportaciones, detalla Armenta Fraire. En ese sentido, hay dos ejemplos claros, la cancelación de la fábrica de Constellation Brands en Mexicali y, el cierre de los mercados europeos, en buena medida, por el Covid-19.

“Son dos fenómenos que vale la pena analizar. En el 2019, lo que vimos fue un freno de la inversión en México y, básicamente, lo que se muestra en los diferentes sectores es que no hay una base de confianza suficiente para que esa inversión se diera y lamentablemente las decisiones tomadas en estos días en el norte del país, pues vuelven a reiterar este tema de una falta de confianza.

“El 2020 tendría mejor posibilidad de inversión. Sin embargo, las acciones que se toman nos están diciendo que todavía no se restaura esa confianza y, por el otro lado, el efecto de la pandemia tiene que ver más con esta disrupción en los diferentes mercados internacionales del cuál México forma parte, pero además es un mercado muy importante para la economía mexicana”, expone la especialista.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que la crisis del coronavirus puede provocar la destrucción de 25 millones de empleos en el mundo y la pérdida de 3.4 billones de dólares en ingresos de los trabajadores.

“Nuestra nueva evaluación muestra que el Covid-19 ha ido más allá de una crisis sanitaria mundial y también es una importante crisis económica y del mercado laboral que está teniendo un enorme impacto en las personas”, destacó Guy Ryder, director general de la OIT.

La pérdida podría ser mayor

En un pronóstico más extremo, en el transcurso del año podrían perderse hasta 900,000 empleos formales si no se aplican a tiempo planes de recuperación para las empresas afectadas por el Covid-19, estima el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC).

“En este momento, las condiciones que está viviendo la economía mexicana no favorecen la preservación del empleo. Es decir, el efecto que ya tiene el coronavirus sobre la economía y el no tener un plan contingente para evitar el daño a las empresas y al empleo que generan, evidentemente es muy delicado y, desde nuestro punto de vista, en un escenario extremo, si no se generan estos planes contingentes se pueden llegar a perder casi 900,000 empleos formales”, afirma José Luis de la Cruz, director general del IDIC.

Un efecto secundario, comenta José Luis de la Cruz, de esta pérdida de empleo podría ser un incremento de la informalidad y la precarización del trabajo.

“El coronavirus, al final del día, está exponiendo las debilidades de la economía mexicana y entre ellas es, la informalidad como válvula de escape para la actividad económica, va a seguir representando ese factor, pero además lo va a representar en condiciones más precarias porque la opción que van a tener muchos mexicanos es de ir a la informalidad”, dice el especialista.

Para el director del IDIC, la informalidad podría ser más precaria en cuanto a ingresos, porque depende de la formalidad; es decir, de los trabajadores que tienen un ingreso fijo y al perderse puestos de trabajo formales, la demanda baja.

José Luis de la Cruz opina que el coronavirus afectará a miles de personas en el tema de salud, pero el daño en materia económica alcanzará a millones